De la economía lineal a la economía circular

¿Qué es la economía lineal?

materia prima

producir

consumir

deshecho

¿Cómo afecta la economía lineal?

cambio climático

pérdida de biodiversidad

incremento de deshechos

trabajos vulnerables

¿Qué es la economía circular?

¿Cómo afecta la economía circular?

Qué es

Economía Circular

La transformación de la Economía actual hacia una Economía Circular es un proceso que llega con fuerza y se presenta en la actualidad como una tendencia irreversible y urgente a nivel internacional.
La sostenibilidad de esta economía se basa en la minimización del uso de recursos naturales y energéticos sustituyéndolos por los recursos derivados de subproductos y de residuos generados, y de las emisiones derivadas de los procesos de producción y del propio consumo de bienes y servicios.
Acciones como la reutilización de productos en desuso y la valorización de residuos, alargando en lo posible el ciclo de vida de los productos y mejorar la eficiencia de los procesos y usos, facilita la innovación y la circularidad de la economía y la competitividad empresarial, social y ambiental.
Además, contribuye a una economía diversificada, ecoeficiente y más resiliente ante la escasez de recursos (materias primas, agua y energía) y ante los efectos derivados del cambio climático.

Definiciones

Parlamento Europeo

http://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/economy/20151201STO05603/economia-circular-definicion-importancia-y-beneficios
La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende.

En la práctica, implica reducir los residuos al mínimo. Cuando un producto llega al final de su vida, sus materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea posible. Estos pueden ser productivamente utilizados una y otra vez, creando así un valor adicional.

La transición a una economía más circular, en la cual el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y en la que se reduzca al mínimo la generación de residuos, constituye una contribución esencial a los esfuerzos de la UE encaminados a lograr una economía sostenible, hipocarbónica, eficiente en el uso de los recursos y competitiva. Una transición de ese tipo brinda la oportunidad de transformar nuestra economía y de generar nuevas ventajas competitivas y sostenibles para Europa.

La economía circular:

  • Impulsará la competitividad de la UE al proteger a las empresas contra la escasez de recursos y la volatilidad de los precios, y contribuir a crear nuevas oportunidades empresariales, así como maneras innovadoras y más eficientes de producir y consumir.
  • Creará puestos de trabajo a escala local adecuados a todos los niveles de capacidades, así como oportunidades para la integración y la cohesión social.
  • Ahorrará energía y contribuirá a evitar los daños irreversibles causados en lo relativo al clima y la biodiversidad, y a la contaminación del aire, el suelo y el agua, a causa de la utilización de los recursos a un ritmo que supera la capacidad de la Tierra para renovarlos.

Un reciente informe también señala los beneficios de más amplio alcance de la economía circular, incluida la reducción de los actuales niveles de las emisiones de dióxido de carbono.

Por consiguiente, la acción sobre la economía circular guarda una estrecha relación con las prioridades clave de la UE, como el crecimiento y el empleo, el programa en materia de inversión, el clima y la energía, la agenda social y la innovación industrial, así como con los esfuerzos mundiales en materia de desarrollo sostenible.

Fundación Ellen MacArthur

https://www.ellenmacarthurfoundation.org

Esta fundación fue creada en 2010 con el objetivo de acelerar la transición a la economía circular. Sobre economía circular señala que:

Para la Fundación Ellen MacArthur, por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Tal como la imaginan sus creadores, la economía consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala.

La economía circular proporciona múltiples mecanismos de creación de valor no vinculados al consumo de recursos finitos. En una verdadera economía circular, el consumo solo se produce en ciclos biológicos eficaces; por lo demás, el uso sustituye al consumo. Los recursos se regeneran dentro del ciclo biológico o se recuperan y restauran gracias al ciclo técnico. Dentro del ciclo biológico, distintos procesos permiten regenerar los materiales descartados, pese a la intervención humana o sin que esta sea necesaria. En el ciclo técnico, con la suficiente energía disponible, la intervención humana recupera los distintos recursos y recrea el orden, dentro de la escala temporal que se plantee. Mantener o aumentar el capital supone características diferentes en ambos ciclos.

La economía circular se basa en tres principios clave, cada uno de los cuales aborda varios de los retos en términos de recursos y del sistema a los que han de hacer frente las economías industriales.

Principio 1: Preservar y mejorar el capital natural controlando existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.

Principio 2: Optimizar el uso de los recursos, rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.

Principio 3: Fomentar la eficacia del sistema revelando y eliminando externalidades negativas.

aragon-circular-guia-economia-circular

Informe COTEC

http://informecotec.es/media/informe-CotecISBN-1.pdf

El concepto de Economía Circular fue definido con el objetivo de cambiar radicalmente el actual sistema lineal de producción y consumo, para desasociar el uso de recursos naturales y las externalidades negativas del bienestar y el desarrollo.

La Economía Circular se propone como una innovación radical de nuestro sistema de producción y consumo, que pretende mantener y fortalecer el desarrollo socio-económico, incluyendo la creación de trabajo de manera sostenible, sin comprometer las funcionalidades ecosistémicas y preservando al mismo tiempo los recursos naturales, para las generaciones presentes y futuras.

La Economía Circular supone un cambio radical de los sistemas de producción y consumo actuales. El cambio se debe dar hacia sistemas que sean regenerativos a partir de su diseño, para mantener el valor de los recursos (materiales, agua, suelo y energía) y de los productos y limitando, exponencialmente, los insumos de materias primas y energía. Esto evitará la creación de residuos e impactos negativos derivados, mitigando las externalidades negativas para el medioambiente, el clima y la salud humana.

Unión Europea. Directiva de envases

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:31994L0062&from=ES

En el año 1994 se publica una de las directivas más avanzadas, y posiblemente la primera que hace referencia al concepto que subyace bajo el de economía circular: La Directiva 94/62/CE relativa a envases y residuos de envases.

En su parte expositiva, señala que la gestión de los envases y los residuos de envases tendrá como primera prioridad la prevención de la producción de residuos de envases, y asumirá asimismo como principios fundamentales la reutilización de los envases, el reciclado y otras formas de valorización de los residuos de envases, y consiguientemente, la reducción de la eliminación final de este tipo de residuos.

Además, señala que, para reducir el impacto, los estados miembros deberán establecer sistemas que garanticen el retorno de los envases usados y de sus residuos, que los análisis del ciclo de vida se efectúen, lo que supuso el inicio de la denominada “responsabilidad ampliada del productor”, que se ha trasladado en directivas posteriores a muchos otros productos, y que ha contribuido al inicio de la circularidad en la economía europea.

Marcos de referencia

A nivel internacional

  • Acuerdo de París sobre Cambio Climático (COP 21, 2015)
  • La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (2015)
  • Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (ODS 12, garantizar modalidades sostenibles de consumo y producción)
  • La nueva Agenda Urbana Mundial (UN-Hábitat 2016)

A nivel de la UE

  • Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.
  • Séptimo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (VII PMA),
  • Plan de acción de Economía Circular. Paquete de medidas de Economía Circular 2015 y 2018. Con cincuenta y cuatro acciones que abarcan todo el ciclo.

A nivel nacional

  • Borrador de Estrategia Española de Economía Circular 2030
  • Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética
  • Estrategia Española de Bioeconomía Horizonte 2030
  • El Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030, hacia una Estrategia Española de Desarrollo Sostenible
  • Modelo de Estrategia Local de Economía Circular (FEMP).
  • Agenda Urbana Española

Principios rectores

Principios rectores

La economía circular está basada en los siguientes principios rectores:

1.-Diseño de la prevención de residuos. Productos y servicios se pueden concebir y diseñar de manera que se reduzca radicalmente la creación de desechos a través de una mejor integración con los ciclos materiales biológicos y tecnológicos. Se debe pensar en cómo dar una segunda vida al objeto a partir del diseño, con nuevos valores añadidos, para reducir drásticamente ulteriores gastos en materiales y energía.

2.-Construcción de resiliencia a través de la diversidad. Productos y servicios tienen que adaptarse a distintas utilidades a lo largo de su ciclo de vida. Los productos, aun manteniendo su eficiencia, tendrán que ser más simples, modulares y versátiles. La resiliencia de los productos propone reducir la obsolescencia e incrementar drásticamente la funcionalidad y el uso.

3.-Uso de energías renovables. La producción, el consumo y el uso de un producto necesita recursos energéticos. La Economía Circular propone utilizar so-lamente recursos renovables, por su disponibilidad virtualmente ilimitada, para reducir drásticamente el impacto negativo en el medioambiente (emisiones de gases invernadero, vertidos tóxicos en ríos y mares, etc.) y la salud humana.

4.-Los residuos son comida. Este principio cambia radicalmente la manera de entender los desechos, que ya no son rechazados sino que se pueden transformar en un recurso muy importante de los ciclos biológicos.

5.-Pensamiento en sistemas. Donde las diferentes partes se relacionan entre sí y con el sistema, a diferentes escalas espacio-temporales y en relaciones con variables múltiples. Todo esto, utilizando un enfoque de flujos y reservas, orientado a la circularidad y la transformación social y del medio natural.

6.-Pensamiento local. Las organizaciones y las comunidades están influenciadas por su contexto y, por eso, tienen una relación dinámica de proximidad. En los ecosistemas ocurre de forma similar, y eso puede dar las pautas para que los grupos de personas puedan aprovechar al máximo los recursos y, al mismo tiempo, puedan favorecer y fortalecer la capacidad creativa e innovadora local.

7.-Pensamiento en cascadas. Se basa en la posibilidad de incrementar el valor de una materia prima o secundaria a través de la definición de sus funciones con-cretas, e intentar reintroducirla en una parte del ciclo de vida de su mismo uso o en la de otros usos distintos.

8.-Enfoque en el rendimiento. El rendimiento tiene que ser sinérgico y basado en la creación de beneficios múltiples, incluyendo la creación de valores añadidos, de puestos de trabajo y la reducción del consumo de recursos. Eso supondría la reducción de los impactos negativos a partir de sistemas naturales y socioeconómicos

Cerrar el círculo

En diciembre de 2015, la Comisión Europea adoptó un Plan de acción para la economía circular para dar un nuevo impulso al empleo, el crecimiento y la inversión y desarrollar una economía sin emisiones de carbono, eficiente en el uso de los recursos y competitiva. Lo denominó:

CERRAR EL CÍRCULO: UN PLAN DE ACCIÓN DE LA UE PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR

En la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones en su introducción dejaba claro el objeto del documento:

“La transición a una economía más circular, en la cual el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y en la que se reduzca al mínimo la generación de residuos, constituye una contribución esencial a los esfuerzos de la UE encaminados a lograr una economía sostenible, hipocarbónica, eficiente en el uso de los recursos y competitiva. Una transición de ese tipo brinda la oportunidad de transformar nuestra economía y de generar nuevas ventajas competitivas y sostenibles para Europa.
La economía circular impulsará la competitividad de la UE al proteger a las empresas contra la escasez de recursos y la volatilidad de los precios, y contribuir a crear nuevas oportunidades empresariales, así como maneras innovadoras y más eficientes de producir y consumir. Creará puestos de trabajo a escala local adecuados a todos los niveles de capacidades, así como oportunidades para la integración y la cohesión social. Al mismo tiempo, ahorrará energía y contribuirá a evitar los daños irreversibles causados en lo relativo al clima y la biodiversidad, y a la contaminación del aire, el suelo y el agua, a causa de la utilización de los recursos a un ritmo que supera la capacidad de la Tierra para renovarlos.
Un reciente informe
(https://www.ellenmacarthurfoundation.org/assets/downloads/publications/EllenMacArthurFoundation_Growth-Within_July15.pdf)
también señala los beneficios de más amplio alcance de la economía circular, incluida la reducción de los actuales niveles de las emisiones de dióxido de carbono. Por consiguiente, la acción sobre la economía circular guarda una estrecha r elación con las prioridades clave de la UE, como el crecimiento y el empleo, el programa en materia de inversión, el clima y la energía, la agenda social y la innovación industrial, así como con los esfuerzos mundiales en materia de desarrollo sostenible”.

El documento establecía dos premisas importantes, por un lado, que se debía disponer de un marco normativo adecuado para el desarrollo de la economía circular en la Unión europea, y por otro, la necesidad de que este plan estableciera a la sociedad europea y a los operadores económicos especialmente, el camino a seguir en este campo.

Compromisos globales

El plan incluye compromisos globales sobre el diseño ecológico, la elaboración de planteamientos estratégicos sobre los plásticos y las sustancias y productos químicos, una iniciativa de primer orden para financiar proyectos innovadores en el marco del programa de investigación de la UE Horizonte 2020, y acciones específicas en ámbitos como los plásticos, los residuos alimentarios, las materias primas críticas, los residuos industriales y mineros, el consumo y la contratación pública, además de otras propuestas legislativas clave sobre fertilizantes y reutilización del agua. También contempla medidas horizontales de facilitación en ámbitos como la innovación y la inversión, a fin de estimular la transición hacia una economía circular.

54 acciones

Las acciones propuestas apoyan la economía circular en cada etapa de la cadena de valor, desde la producción hasta el consumo, la reparación y la reelaboración, la gestión de los residuos y las materias primas secundarias que se reintroducen en la economía.
Son 54 acciones que señala, deberán llevarse a cabo atendiendo a los principios de “legislar mejor” e incluyendo una evaluación de su impacto. Se concentran las acciones en las áreas de producción (9 acciones), consumo (7), gestión de residuos (6), mercado de materias primas secundarias (7), en medidas sectoriales para plástico (2), para residuos alimentarios (4), para materias primas críticas (4), para construcción y demolición (3), para biomasa y biomateriales (3), innovación e inversiones (8) y seguimiento (1).

Acciones

Calendario

Producción

Hacer hincapié en los aspectos de la economía circular en los futuros requisitos de los productos en el marco de la Directiva sobre diseño ecológico

A partir de 2016

Plan de trabajo sobre diseño ecológico 2015-2017 y solicitud a las organizaciones europeas de normalización para que elaboren normas sobre la eficiencia de los materiales con vistas al establecimiento de futuros requisitos de diseño ecológico sobre la durabilidad, la reparabilidad y la reciclabilidad de los productos

Diciembre de 2015

Propuesta de Reglamento de Ejecución relativo a televisores y visualizadores

Finales de 2015 o principios de 2016

Estudiar opciones y acciones para establecer un marco político más coherente de las distintas líneas de trabajo de la política de productos de la UE en su contribución a la economía circular

2018

Incluir orientaciones sobre la economía circular en los documentos de referencia sobre las mejores técnicas disponibles (BREF) para varios sectores industriales

A partir de 2016

Orientación y promoción de las mejores prácticas en los planes de gestión de residuos mineros

2018

Establecer una red abierta y paneuropea de infraestructuras tecnológicas para las pymes al objeto de integrar las tecnologías avanzadas de fabricación en sus procesos de producción

2016

Examinar cómo mejorar la eficiencia y la penetración del sistema de gestión y auditoría medioambientales (EMAS) y del programa piloto sobre verificación de la tecnología ambiental (ETV)

2017

Desarrollar una mejor base de conocimientos y el apoyo a las pymes para sustituir las sustancias peligrosas extremadamente preocupantes

2018

   

Consumo

Mejor cumplimiento de las garantías existentes sobre los productos tangibles, acompañada de una reflexión sobre las mejoras (futura propuesta de la Comisión sobre las ventas en línea de bienes, y control de la adecuación de la legislación sobre consumo)

2015-2017

Acción sobre las declaraciones ecológicas falsas, incluida la orientación actualizada relativa a las prácticas comerciales desleales

2016

Análisis de la posibilidad de proponer requisitos horizontales relativos a la disponibilidad de información en materia de reparación en el marco del diseño ecológico

2018

REFIT de la etiqueta ecológica, seguido de acciones para promover su eficacia

2016

Evaluación de la posibilidad de elaborar un programa independiente de ensayos sobre la obsolescencia programada

2018

A reserva de la evaluación de los proyectos piloto actualmente en curso, estudiar los posibles usos de la huella ambiental de los productos para medir y comunicar la información medioambiental

A partir de 2016

Acción sobre la contratación pública ecológica: mejor integración de los requisitos de la economía circular y apoyo a una mayor utilización de ese tipo de contratación pública, especialmente mediante planes de formación, reforzando su uso en los procedimientos de contratación pública de la Comisión y en los fondos de la UE

A partir de 2016

   

Gestión de residuos

Propuesta legislativa revisada sobre los residuos

Dic 2015

Incrementar la cooperación con los Estados miembros para mejorar la ejecución de la legislación de la UE sobre residuos, y luchar contra el traslado ilícito de vehículos al final de su vida útil

A partir de 2015

Intensificar la aplicación del Reglamento revisado sobre traslado de residuos

A partir de 2016

Promoción de la certificación voluntaria, encabezada por el sector de las instalaciones de tratamiento de flujos clave de residuos / flujos de materiales reciclados

A partir de 2018

Iniciativa sobre la transformación de residuos en energía en el marco de la Unión de la Energía

2016

Identificación y difusión de buenas prácticas en los sistemas de recogida de residuos

A partir de 2016

   

Mercado de materias primas secundarias

Elaboración de normas de calidad para las materias primas secundarias (en particular, respecto de los plásticos)

A partir de 2016

Propuesta de Reglamento revisada sobre fertilizantes

Principios de 2016

Propuesta de legislación al objeto de establecer requisitos mínimos de reutilización del agua para el riego y la recarga de los acuíferos

2017

Fomento de la reutilización segura y en particular del agua, y especialmente orientaciones sobre la integración de la reutilización del agua en la planificación y la gestión del agua, la inclusión de las mejores prácticas en los BREF pertinentes, y apoyo a la innovación (a través de la Asociación Europea para la innovación y Horizonte 2020) y las inversiones

2016-2017

Análisis y opciones de actuación sobre la interfaz entre las sustancias y productos químicos, los productos y la legislación en materia de residuos, en particular sobre la manera de reducir la presencia de las sustancias y productos químicos preocupantes en los productos y de mejorar su trazabilidad

2017

Medidas para facilitar el traslado de residuos en toda la UE, incluido el intercambio electrónico de datos (y, en su caso, otras medidas)

A partir de 2016

Mayor desarrollo del sistema de información sobre materias primas de la UE

A partir de 2016

   

Medidas sectoriales

Plásticos

Estrategia sobre los plásticos en la economía circular

2017

Medidas específicas para reducir la basura marina mediante la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible de 2030

A partir de 2015

   

Residuos alimentarios

Desarrollo de una metodología e indicadores comunes para medir los residuos alimentarios

2016

Plataforma de partes interesadas para examinar la manera de lograr los ODS sobre residuos alimentarios, compartir las mejores prácticas y evaluar el progreso

2016

Aclarar la legislación pertinente de la UE en materia de residuos, alimentos y piensos, a fin de facilitar la donación de alimentos y la utilización de restos de alimentos en los piensos

2016

Explorar opciones para una utilización y comprensión más eficaz de la indicación de las fechas en los alimentos

2017

   

Materias primas críticas

Informe sobre las materias primas críticas y la economía circular

2017

Mejorar el intercambio de información entre fabricantes y empresas de reciclado sobre los productos electrónicos

A partir de 2016

Normas europeas para el reciclado eficiente de los residuos electrónicos, baterías y otros productos complejos al final de su vida útil

A partir de 2016

Puesta en común de las mejores prácticas para la recuperación de materias primas críticas de residuos de la minería y vertederos

2017

   

Construcción y demoliciones

Orientaciones para la evaluación previa a la demolición en el sector de la construcción

2017

Protocolo de reciclado voluntario de todo el sector en materia de residuos de la construcción y la demolición

2016

Indicadores clave para la evaluación del comportamiento medioambiental durante el ciclo de vida de un edificio, e incentivos para su uso

A partir de 2017

   

Biomasa y biomateriales

Orientación y difusión de las mejores prácticas sobre la utilización en cascada de la biomasa y apoyo a la innovación en este ámbito a través de Horizonte 2020

2018-2019

Garantizar la coherencia y las sinergias con la economía circular al examinar la sostenibilidad de la bioenergía en la Unión de la Energía

2016

Evaluación de la contribución de la Estrategia de Bioeconomía de 2012 a la economía circular y posible revisión

2016

   

Innovación e inversiones

Iniciativa «Industria 2020 y economía circular» en el marco de Horizonte 2020

Octubre de 2015

Proyecto piloto de «acuerdos de innovación» para abordar los potenciales obstáculos normativos para los innovadores

2016

Acciones específicas de divulgación para fomentar las solicitudes de financiación en el marco del FEIE, y apoyar el desarrollo de proyectos y plataformas de inversión pertinentes para la economía circular

A partir de 2016

Actividades de divulgación y comunicación específicas para ayudar a los Estados miembros y a las regiones en la utilización de fondos de la política de cohesión para la economía circular

A partir de 2016

Apoyo a los Estados miembros y a las regiones para reforzar la innovación en materia de economía circular a través de la especialización inteligente

A partir de 2016

Evaluación de la posibilidad de poner en marcha una plataforma junto con el BEI y los bancos nacionales de apoyo a la financiación de la economía circular

2016

Compromiso con las partes interesadas en la aplicación de este plan de acción a través de los foros existentes en los sectores clave

A partir de 2016

Apoyo a una serie de partes interesadas a través de acciones sobre las asociaciones público-privadas, las plataformas de cooperación, el apoyo a enfoques empresariales voluntarios y los intercambios de las mejores prácticas

A partir de 2015

   

Seguimiento

Elaboración de un marco de seguimiento para la economía circular

2017

Balance del Plan de Acción Europeo

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/?uri=CELEX:52015DC0614

Este plan ha sido revisado en 2019, concluyendo que La aplicación del Plan de acción para la economía circular ha acelerado la transición hacia una economía circular en Europa. Al mismo tiempo, una visión compartida más sólida de la economía circular no puede sino impulsar los esfuerzos actuales por modernizar la base industrial de la UE a fin de consolidar su ventaja competitiva mundial y conservar y restaurar el capital natural de la UE.
El seguimiento del mismo se realiza mediante diez indicadores https://ec.europa.eu/eurostat/web/circular-economy/overview
clave que cubren cada fase del ciclo de vida de los productos, así como aspectos relativos a la competitividad.
El informe resalta:
1.-Procesos de diseño y producción circulares
El ciclo de vida de los productos se inicia con el diseño, que es esencial para garantizar la circularidad. Con la implantación del plan de trabajo sobre diseño ecológico 2016-2019, la Comisión ha promovido aún más el diseño circular de los productos, incluyendo ahora reglas sobre los requisitos de eficiencia de los materiales, como la disponibilidad de piezas de repuesto, la facilidad de reparación y la facilitación del tratamiento al final de la vida útil. De hecho, la Comisión ha encargado a las organizaciones europeas de normalización la elaboración de unos criterios horizontales para medir la durabilidad, la reutilizabilidad, la reparabilidad, la reciclabilidad y la presencia de materias primas fundamentales.
En cuanto a la mejora de la circularidad en los procesos industriales, la Comisión ha introducido aspectos de la misma (consumo de energía y uso de materiales, prevención de residuos, reciclaje y reducción de productos químicos peligrosos) en documentos específicos de referencia sobre las mejores técnicas disponibles (BREF) enmarcados en la Directiva sobre las emisiones industriales, convirtiéndolos en normas de referencia para los Estados miembros a la hora de conceder y renovar las autorizaciones ambientales integradas para plantas industriales.

2.-El poder de los consumidores
La transición hacia una economía más circular necesita que los ciudadanos se comprometan activamente en cambiar sus patrones de consumo. Los consumidores deben poder tomar decisiones con conocimiento de causa y basadas en información fiable.
Para ello, la Comisión trabaja en los métodos de la huella ambiental de los productos (HAP) y de la huella ambiental de las organizaciones (HAO) desarrollados por la Comisión permiten a las empresas declarar especificaciones ecológicas fiables, reproducibles y comparables.
El estudio
https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/ec_circular_economy_final_report_0.pdf
de la Comisión Europea de octubre de 2018 sobre análisis conductual sobre la participación de los consumidores en la economía circular, refleja los resultados de una encuesta sobre una serie de factores de comportamiento influyen en las decisiones de los consumidores. Los encuestados clasificaron la calidad y el precio del producto como los dos factores más importantes que influyen en su elección de producto, seguidos de la durabilidad y reparabilidad del producto, si existen servicios de reparación y aspectos ambientales. Las marcas y tendencias (moda o tecnológicas) fueron calificadas como menos importantes por los encuestados, aunque la literatura y los grupos focales frecuentemente señalaron que estos factores eran importantes.
En general, todas las líneas de investigación encontraron que los consumidores carecen de información sobre la durabilidad y la reparabilidad del producto y aunque precisaron que buscaban esta información, muchos indicaron que era difícil de encontrar.
Algunos también informaron del uso de la reputación o imagen de la marca como un indicador de la durabilidad del producto. En cuanto a la información sobre la reparabilidad, los consumidores desean recibir información sobre la disponibilidad de piezas de repuesto, los servicios de reparación y la aplicabilidad de garantías extendidas de productos.
En general, se encontró que el suministro de información sobre durabilidad y reparabilidad era eficaz para fomentar la compra de productos más duraderos y reparables.
La conclusión principal indica que el estado actual de información en relación con la durabilidad y la reparabilidad del producto podría ser un obstáculo potencial para participar en la economía circular. El suministro de información en un formato coherente y sencillo podría ayudar a reducir esta barrera.

3.-El marco legislativo en materia de gestión de los residuos
En julio de 2018 entró en vigor un marco legislativo revisado en materia de residuos, que incluye:

  • mayores tasas de reciclado
  • simplificación y armonización de las definiciones y los métodos de cálculo
  • aclaración del régimen jurídico para los subproductos y materiales reciclados;
  • refuerzo de las normas y nuevas obligaciones con respecto a la recogida selectiva (biorresiduos, textiles y residuos peligrosos producidos por hogares, residuos de demolición y construcción);
  • requisitos mínimos para la responsabilidad ampliada del productor;
  • refuerzo de las medidas para la prevención y la gestión de residuos, así como para los desechos marinos, el desperdicio de alimentos y los productos que contienen materias primas fundamentales;

Además, la Comisión ha aclarado la relación y la importancia de los distintos procesos de valoración energética con vistas a evitar el depósito en vertederos y la incineración.
Asimismo, se ha animado a los Estados miembros a identificar tecnologías de recuperación de energía y materiales eficientes, a hacer un mejor uso de los instrumentos económicos y a mejorar la planificación para evitar el exceso de capacidad de incineración.
La gestión ecológicamente racional de los residuos, dentro y fuera de la UE, es esencial para lograr una economía más circular.
Además, se han elaborado nuevas normativas en esta materia: El nuevo Reglamento sobre productos fertilizantes, que se encuentra en la etapa final del proceso legislativo, introduce reglas armonizadas para los fertilizantes orgánicos fabricados a partir de materias primas secundarias tales como subproductos agrícolas y biorresiduos recuperados, que incluye criterios relativos al fin de la condición de residuo.
Con la Estrategia de la UE para el plástico en una economía circular es el primer marco político a escala de la UE que adopta un enfoque basado en el ciclo de vida específico de los materiales para integrar actividades circulares de diseño, uso, reutilización y reciclaje en las cadenas de valor de los plásticos. La estrategia establece una visión clara con objetivos cuantificados a escala de la UE, con el objetivo, entre otras cosas, de que para el año 2030 todos los envases de plástico comercializados en el mercado de la UE sean reutilizables o reciclables.

4.-Financiación Europea
La circularidad debería ser un pilar de la política de cohesión a lo largo del período de programación 2021-2027. La propuesta de un nuevo Fondo Europeo de Desarrollo Regional y Fondo de Cohesión de la Comisión sitúa a la economía circular como una prioridad en los esfuerzos de la UE por lograr una Europa más ecológica e inteligente y excluye las inversiones en vertederos e instalaciones para el tratamiento de desechos residuales, de acuerdo con la jerarquía de los residuos.

Nuevo Plan de Acción Europeo

El 11 de marzo de 2020 la Comisión Europea publicó la Comunicación denominada Nuevo Plan de acción para la economía circular por una europa más limpia y más competitiva.

Marco

El Plan presenta un conjunto de iniciativas interrelacionadas cuyo fin es establecer un marco sólido y coherente para la política de productos que convierta en norma la sostenibilidad de productos, servicios y modelos de negocio, además de transformar las pautas de consumo para evitar que se produzcan residuos en primer lugar. Este marco para la política de productos se irá desplegando progresivamente, mientras que las cadenas de valor de los productos clave se abordarán con carácter prioritario. Se adoptarán nuevas medidas para reducir la producción de residuos y garantizar que la UE disponga de un eficiente mercado interior de materias primas secundarias de alta calidad. Se reforzará también la capacidad de la UE para asumir la responsabilidad de sus residuos.

Productos sostenibles

El plan facilita un marco para una política de productos sostenibles basada en:

  1. Diseño de productos sostenibles
  2. Empoderamiento de los consumidores y los compradores públicos
  3. La circularidad de los procesos de producción.
Cadenas de valor

La Comisión en este documento, además, manifiesta su colaboración con las partes interesadas en las cadenas de valor para determinar los obstáculos a la expansión de los mercados de productos circulares y la forma de solucionarlos y agiliarlos. Se centra especialmente en los siguientes:

  • Electrónica y TIC
  • Baterías y vehículos
  • Envases y embalajes
  • Plásticos
  • Productos textiles
  • Construcción y edificios
  • Alimentos, agua y nutrientes
Menos residuos Más valor

La Comisión apuesta por

  • una política de residuos más rigurosa en apoyo a la prevención y a la circularidad.
  • refuerzo de la circularidad en un entorno sin sustancias peligrosas
  • creación d eun mercado de materias primas secundarias
  • prestar mayor atención a la exportacionesw de residuos de la UE
  • Circularidad al servicio de la ciudadanía
Iniciativas trasversales

Además, contempla la trasversalidad con el resto de políticas aplicadas en aspectos como:

  • La circularidad como requisito previo a la neutralidad climática
  • Una política económica adecuada a la aceleración de la transición ecológica
  • Impulso a la transición mediante la investigación, la innovación y la digitalización.
Conclusión

La Comisión resalta que la transición hacia la economía circular será sistémica, profunda y transformadora, tanto en la UE como más allá de nuestras fronteras. En ocasiones tendrá efectos disruptivos, por lo que debe tratarse de una transición justa. Exigirá el concierto y la cooperación del conjunto de partes interesadas en todas las esferas de actuación, desde la UE hasta los niveles nacional, regional, local e internacional.
Por ello, la Comisión invita a las instituciones y organismos de la UE a que respalden el presente Plan de acción y contribuyan activamente a su aplicación, y anima a los Estados miembros a que adopten o actualicen sus estrategias, planes y medidas nacionales en el ámbito de la economía circular en consonancia con el nivel de ambición del Plan.

Por otra parte, la Comisión recomendará que la economía circular se incluya entre los temas de debate sobre el futuro de Europa y pase a ser un tema habitual de los diálogos con los ciudadanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies